Sólo 30 minutos por día – Clarin Buena Vida


Publicado en Prensa.

Incorporar salud a la vida con actividad física cotidiana no necesariamente supone ponerse a hacer abdominales. Mantenerse activo y caminar o subir escaleras ayuda, y mucho.

26/11/12 – 14:01

Una alimentación saludable asociada a la actividad física adecuada y continua son los principales factores para gozar de buena salud durante toda la vida.

La organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que en el 2015, en el mundo, aproximadamente 2.300 millones de adultos tendrán sobrepeso y más de 700 millones serán obesos.

Según el organismo, “la causa fundamental de obesidad y sobrepeso es un desequilibrio entre las calorías ingeridas y las calorías gastadas”. El aumento global de la obesidad y el sobrepeso esta dado por dos factores:

La mayor ingesta de alimentos con grandes valores calóricos, con alto contenido en grasas y azúcares, pero muy bajo en vitaminas, minerales y otros micronutrientes.

La disminución de la actividad física debido a la vida sedentaria.

Cambio de actitud

Al respecto, la actividad física brinda numerosos beneficios:

• Reduce la tensión arterial, el azúcar en sangre (glucemia) y el colesterol.

• Aumenta las concentraciones de oxígeno en el cuerpo.

• Ayuda a bajar de peso.

• Reduce el estrés.

• Fortalece el corazón, los músculos y los huesos.

• Mejora la circulación sanguínea.

• Tonifica los músculos.

Permanecer activo no sólo genera una mejora en el corazón, el cerebro y las arterias, sino que también reduce el riesgo de contraer ciertos tipos de cáncer, como los de colon o mama. Además, ayuda a conciliar el sueño y mejorar el estado mental.

Cuánta y cómo

Se debe hacer 30 minutos todos los días de la semana. No tiene que ser de una sola vez. Puede hacerse en varias etapas a lo largo del día. Por ejemplo, 3 momentos 10 minutos cada uno.

Es importante comenzar en forma lenta.

Siempre consultar con un profesional sobre la cantidad y clase de actividad física acorde a cada persona.
Prestar atención al cuerpo, si uno no se siente bien cuando hace alguna actividad, hay que acudir al médico cuanto antes.

Aumentar de a poco la intensidad de la actividad si se siente bien con la actividad físitca.

Si una persona permanece activa casi toda la semana, la forma física irá mejorando gradualmente.

Eso sí, una vez que se haya logrado realizar ejercicio con regularidad no hay que dejarlo ya que se perderá todos los beneficios adquiridos. Lo mejor es mantenerse activo durante toda la vida.

Gimnasio y algo más

Mantener una vida activa no significa solamente hacer deporte de grupo o atletismo.

Los ejercicios más recomendables son los que la persona pueda realizar y mantener en el tiempo como un hábito.

Por actividad física se entiende cualquier forma de ejercicio o de movimiento. Las actividades de todos los días, como una caminata, los trabajos en el jardín o los quehaceres domésticos y el hecho de jugar con los hijos o los nietos constituyen formas de actividad física.

Sólo con hacer pequeños cambios en la vida diaria se puede lograr hacer “los 30 minutos de actividad física todos los días de la semana”.

Consejos

Subir por la escalera en luegar de tomar el ascensor

Ir caminando o en bicicleta al trabajo y evitar el uso del auto o del transporte público.

Salir a bailar habitualmente.

Saltar la soga, es un ejercicio que se puede hacer en cualquier parque plaza o en el hogar.

Evitar permanecer sentado delante del televisor durante mucho tiempo. Por ejemplo, hacer bicicleta fija o elíptico en casa cuando se mira una película.

Es imprescindible saber que con pocos cambios de hábitos de la vida cotidiana, se puede lograr un vida plena, saludable y prevenir enfermedades.

La doctora Alejandra Hintze es médica coordinadora del Servicio de Emergentología del Hospital Británico de Buenos Aires e integrante del staff del  Equipo Deportológico del Vilas Club,